LA IMPORTANCIA DEL DESMAQUILLADOR

by - abril 04, 2018


Yo se que esto es obvio, pero se que hay muchas chicas, como yo, a las que la flojera les gana y que por ello muchas veces se olvidan de quitarse el maquillaje del rostro y amanecen convertidas en el Guasón. Además de despertar con el rostro de Picasso y malograr las fundas de las almohadas, no desmaquillarnos puede, a larga, envejecer prematuramente nuestro rostro, además de ocasionar que nuestras pestañas se caigan, nos aparezca acné, entre otras cosas....



El rostro es el vivo reflejo de nuestros hábitos y la piel es la fotografía de ello. Si tenemos ojeras, es porque no dormimos bien; si tenemos manchas, probablemente es porque fumemos; si tenemos acné - y no eres teenager-, posiblemente sea porque comemos mucha grasa; y así va la historia.

Primer mandamiento para que tu piel de quinceveintetreintacuarentañera aparente tu edad real o menos (amén) es hacer del desmaquillador nuestro mejor amigo. Sí, ese con el que no podemos vivir, ese que extrañamos cuando está lejos y ese al que acudimos cuando tenemos una genial o pésima noticia. Nuestro desmaquillador será a partir de ahora NUESTRO AMIGO FIEL.

Es así como todas las noches, al llegar de trabajar; o la madrugada, al llegar de bailotear; deberás de vencer la flojera y coger tu desmaquillador favorito, discos demaquilladores (que son más recomendables que usar motitas de algodón) y empezar a retirar religiosamente todo el maquillaje que tengas en el rostro (no olvides el cuello y escote).

Ten en cuenta que hay maquillaje de rostro y también algunos especiales para los ojos. Estos últimos tienen una formula mejorada que además de cuidar tu rostro facilita retirar productos difíciles como la máscara de pestañas a prueba de agua.



Aquí un paso a paso sencillo y rápido:

Paso 1: Retira todo el maquillaje de tu rostro con un gel limpiador o leche limpiadora (que además de retirar el maquillaje humectará tu piel). Ya sabes que para los ojos puedes usar un limpiador especial.

Paso 2: Enjuaga tu rostro con agua tibia, y luego aplícate tónico facial para equilibrar el Ph de tu piel.

Paso 3: Finalmente aplica tus aliados según la edad que tengas: crema humectante, suero con vitaminas, crema para el contorno de ojos, etc. 

You May Also Like

0 comentarios