EL SÍ Y EL NO DE LAS UÑAS

by - marzo 30, 2018


Tener uñas lindas son fáciles de conseguir con tan solo visitar a la manicurista. Pero, si no tenemos tiempo para una visita al spa o el esmalte empieza a desprenderse dejando nuestras uñas al natural, es más que probable que estas no se vean tan lindas y sanas como queramos. Y por tal motivo este post te comparte algunos consejitos para obtener unas uñas fuertes y bellas al natural.

NO TE LAS MUERDAS
Además de ser un mal hábito por verse desagradable, morderse las uñas hace que se vean partidas y descuidadas. Si tienes esa mala costumbre, puedes frotarte las uñas con áloe vera (sábila). Su sabor desagradable hará que poco a poco te vayas quitando esa manía. Además, para mantenerlas bien pulidas, límatelas con una lima de cartón, siempre en una misma dirección para evitar astillarlas.

QUÉ HACER CON LA CUTÍCULA
Cortarla es una tarea que solo deberás de dejársela a tu manicurista, ya que esta es una capa de células cuya función es proteger y sellar la uña para evitar infecciones, y si la arrancas o la cortas mal lo único que ocasionarás es hacerte un herida y hasta causarte una infección. Lo ideal es que solo la empujes haciendo uso de un empuja cutículas o un palito de naranjo (previa remojada de uñas en agua tibia con jabón o aplicándote un removedor de cutículas - ambos suavizarán la cutícula y permitirá que empujarlas sea más fácil). 

EL QUITAESMALTE
A la hora de comprar un producto para remover el esmalte de tus uñas de preferencia compra un quitaesmalte libre de acetona (el Cutex es uno de los mejores), ya que este componente es un disolvente tóxico e inflamable que puede resecar y debilitar tus uñas.

EL ESMALTE DE UÑAS
Los esmaltes no duran toda la vida y pintarte con uno que está pasando puede causarle daño a largo plazo a tus uñas. Para saber cuándo tirar tu esmalte deberás de guiarte en la forma del color - cuando se ve que el contenido empieza a separarse -, cuando su textura es espesa y grumosa, y cuando es casi imposible abrir la tapa. 

HIDRÁTALAS
Otro mal hábito que tenemos es que usamos cremas para hidratar nuestras manos y casi siempre nos olvidamos de hidratar nuestras uñas y cutículas. Lo bueno es que ahora en el mercado podemos encontrar productos desde cremas hasta gel tipo barniz con vitaminas C y E que cumplirán con esa misión. Además, consumir alimentos con vitamina B te puede ayudar a hidratarlas aún más.



You May Also Like

0 comentarios