TIPS PARA SOBREVIVIR AL GYM

by - noviembre 08, 2017


¡Hola, sobreviví al primer mes! Sí, aunque recién desde el mes pasado he empezado a cultivar una vida algo mas sana (ahora sí como ensaladas) y deportiva, puedo decir que en este lapso de tiempo he estudiado las razones por las cuales muchas chicas no llegan al mes en el gimnasio. Empezando por los horarios complicados, la falta de costumbre, el gran apetito y sobre todo... porque al siguiente día de tu primera rutina amaneciste como si King Kong hubiese caído sobre ti. Por eso y muchas cosas más, preparé este post con algunos tips para aquellas chicas que recién están iniciando una vida fitness o para las que se estén animando por llevarla.


  

ANTES DE INSCRIBIRTE
  • Evalúa el gym al que piensas asistir. Procura que quede cerca a tu casa, centro de labores o estudios para que así se te sea más fácil asistir y no pongas como excusa que “te queda lejos”. Asimismo, no olvides de darle una chequeada a las máquinas (el tipo y estado en el que se encuentran) y a los entrenadores (o como diríamos: personal trainer), consulta si tendrás atención personalizada o si compartirás a tu hombre musculoso con otras. Jejejejeje
  • Si eres de las personas que se desmotivan fácilmente, lo mejor sería que convenzas a una amiga para que juntas vayan a entrenar. De esta manera ambas se motivarán y no te sentirás tímida en tu primer día de gym (sí, como niña en su primer día de clases). Pero eso sí, inscríbete con una amiga pilas y que busque, como tú, conseguir el cuerpo del verano. De lo contrario, la pasaras como yo, llamando a tu amiga para que se despierte y ser su cómplice cada vez que la flojera gana.
  • ¿Día o Noche? Yo recomiendo a mil por ciento entrenar de día. Porque, además de con ello crearte una rutina de levantarte más temprano (recuerda que al que madruga, Dios le ayuda), es el momento perfecto porque tus músculos y tu cerebro están descansados. Por el contrario, en la noche luego del trabajo o el estudio es más complicado por el cansancio del cuerpo y porque nunca faltan los inconvenientes de último momento que te hacen quedar más horas en oficina o la universidad. De todas formas, siempre es bueno que evalúes el horario de apertura y cierre de tu gym y veas si es compatible con tu horario de labores. Recuerda que siempre puedes llevar un maletín surtido para después de entrenar, bañarte y arreglarte para ir directamente a tu centro de labores y así ahorras tiempo.
  •  ¿Qué debo de tener? Las prendas para el gym son básicas: buzo o licra que te permitan estirarte cómodamente, tops deportivos, bvds o polos cómodos (yo suelo usar un top deportivo debajo de un polo XL), zapatillas super ultra cómodas y esencialmente unos guantes para pesas, las que utilizarás también con las máquinas para evitar que te salgan cayos en la palma de las manos. No olvides tu botella de agua (de preferencia que sean 2 o 3) y una toalla pequeña. Más adelante les prepararé un post especial sobre este tema!!!!



MI PRIMER DÍA
  • Por ningún motivo vayas al gym en ayunas o con el estómago lleno. Puedes comer un par de horas antes de iniciar tu rutina algo suave como una fruta o un ligero sándwich.
  • Esto es lo primero que harás ni bien pises tu nuevo hogar: pesarte, medirte la estatura y las diversas partes de tu curvilíneo cuerpo. En base a ello, y a lo que tú requieras trabajar, el entrenador te armará una rutina de ejercicios, que obviamente, empezará siendo liviana y con el tiempo irá aumentando en grado de dificultad.
  • Una manera de motivarte es con buena música. Si la del gimnasio no va con tu estilo puedes llevar la tuya ya sea en el celular o en un reproductor. Recuerda que siempre debes de estar cómoda, así que consigue algún accesorio en que colocarlo (los puedes encontrar en tiendas de deporte como Marathon o en Radio Shack).
  • El calentamiento quizá sea parte de la rutina que más tiempo te tome, debido a que prepara los músculos y articulaciones para el peso que levantarás evitando posibles lesiones. Por ello, además de tus 15 min. de spinning o lo que te mande tu entrenador, puedes ir de tu casa al gym trotando y así te vas preparando más (claro, siempre y cuando el gym que hayas elegido esté cerca de tu casita).
 


AL DÍA SIGUIENTE
  •  De hecho te sentirás destruida y caminarás como los zombies de The Walking Dead, pero no te preocupes, eso no quiere decir que te hayas fracturado algo o que tu entrenador te tiene bronca. Tus músculos están un poquito resentidos por el esfuerzo físico pero conforme sigas haciendo ejercicios todos los días, el dolor se irá desvaneciendo.  





SEMANAS DESPUÉS
  • No te desesperes si no ves grandes cambios en tu cuerpo. Reducir medidas no es tan fácil como parece (y menos si comes como Miss Piggy), pero recuerda que todo esfuerzo trae recompensas, así que has de esto una rutina diaria, que sea algo básico como trabajar y/o estudiar. De esta manera, además de verte regia, te mantendrás sana y en un genial estado físico y mental (además recuerda que ir al gym es cool!!!).


You May Also Like

0 comentarios