fondo pagina

fondo pagina

APROVECHANDO OFERTAS

26.7.17


¡Te depositaron la grati! Bienaventurada seas amiga mía. Si eres shopaholic, ya sabrás en que se perderá ese dinero. Sin embargo, como la suerte te acompaña, estamos en temporada de liquidación, los garage sales y los showrooms con mega descuentos están presentes en todas las coordenadas de la ciudad. ¿Cómo aprovechar esto? Pues solo tienes que seguir estos consejitos, para que compres con prudencia y, sobre todo, le saques el mayor provecho a tu dinero. 


1. ¿Qué me pongo?: Es necesario, indispensable, basiquísimo, que vistas cómoda para ir a hacer compras. Unos leggins, un polo largo, balerinas y un trench coat, pueden ser el outfit perfecto para esta ocasión. Porque además de permitirte estar cómoda, te facilitará a la hora de probarte, una y otra, y otra, y otra vez; la ropa.  

2. Si lo necesitas, llévalo: De seguro en lo mas profundo de tu closet aun hay prendas de hace cuatro temporadas atrás con etiquetas incluidas. Por más barato que esté, si no lo vas a usar, no lo compres. Por ello, antes de coger la cartera y partir de shopping, haz una lista con categorías: para la oficina, para el gym, los básicos para toda ocasión, los must (que son las prendas de temporada que están dando que hablar. Ejem: el abrigo de piel, el collar statement, los ripped jeans, etc.) Arma esta lista en orden jerárquico, según tus preferencias y necesidades. Y a la hora de comprar ¡que sea tu Biblia!

3. El itinerario: Sí. Si tu elección es ir a centros comerciales, haz un itinerario, una ruta de compras en la que como primera parada esté la tienda en la que más cosas creas que puedes encontrar. Así no dejarás el dinero en el camino y no llegarás sin un sol a tu meta. 

4. Dando vueltas: Cuando llegues a tu tienda favorita, ¡tranquilízate! El ver tantas ofertas de seguro te emocionará a tal punto que olvidarás la existencia de la "dichosa lista de arriba" y te apoderarás de todo lo que se encuentre a tu paso. ¡Respeta la lista por favor! Una vez calmada (o sea, después de respirar 1, 2, 3....) empieza a ver lo que hay. Separa las prendas que cumplen con el perfil de "la lista", pruebatelas, y si te quedan, ¡llevatelas! Siempre es bueno darse un par de vueltas más por donde ya hemos visto antes; ya que se nos pudo haber pasado alguna prenda útil y bonita o los reponedores pudieron haber puesto más cosas mientras estabas en el vestidor. 

5. ¿Con o sin amigas?: Ir acompañada es una buena opción cuando quieres que alguien te de su opinión sobre cómo te queda algo. Sin embargo, debes de tener en cuenta que en las liquidaciones, posiblemente no encuentres muchas tallas y muchos modelos. Y sería realmente una pena, encontrar el vestido de tus sueños y ¡el de tu amiga! y que ambas sean la misma talla y que solo haya uno en stock. ¿la solución? Si no quieres shoppear sola, ve con una amiga que tenga un estilo diferente al tuyo. Así evitarán pelearse por las prendas y se harán compañía.

Ahora solo te queda coger tu cartera, LA LISTA, y partir al paraíso de las ofertas. ¡Que tengas una compra productiva!