FIN DE SEMANA EN EL COLCA

by - noviembre 23, 2016


Hace un par de semanas tomé la decisión de desconectarme por un momento de la agitada rutina diaria escapándome de Lima por un fin de semana. La ruta no la tenía planeada. Solo buscaba tranquilidad y relajo absoluto. Y fue así como decidí visitar el Colca. Una opción aventurera que disfruté minuto a minuto. A continuación, les cuento mi experiencia paso a paso - con tips y precios incluidos - por si se animan a aventurarse un fin de semana. 

La aventura inició un viernes por la noche. Sí, saliendo de oficina. La idea era aprovechar el tiempo al máximo, pero creí que ir en bus sería divertido... y me equivoqué. La ruta Lima - Arequipa dura aproximadamente 16 hrs. ¡un escándalo! Pero, como fui acompañada de una amiga, y de noche, creí que la trayectoria no se sentiría tan pesada. Después de todo, la mayor parte del tiempo la pasaría dormida. 

A pesar de todo, el viaje en bus (de ida) fue divertido. Stephania, mi amiga, llevó una botella de vino para la charla del camino, que bebimos cual camellos sedientos. La atención en el bus fue buena (nos dieron cena) y los asientos eran cómodos. ¡La pasamos como en un viaje de promo escolar!

Dato 1: Mi punto de partida fue desde el terminal terrestre de Atocongo (ubicado en plena Av. Panamericana Sur / al frente del Mall del Sur) que me quedaba más cerca a la oficina. En el terminal hay un sinfín de empresas de transportes, y los precios hacia Arequipa oscilan entre los 50 y 100 soles. Debido a que compramos los pasajes el mismo día, solo encontramos lugar en la empresa RomelizaEl costo de pasaje: 50 soles / Atención y comodidad: A1 (a pesar de ser clase "economica" nos daban cena y desayuno / Sí lo recomiendo. 

Después de un ligero desayuno a base de frugos y keke, nos pasamos toda la mañana pegadas a la ventana del bus viendo el paisaje de los diversos pueblos que cruzábamos para llegar a la ciudad de Arequipa. Y, poco más del medio día, llegamos! 

Dato 2: Arequipa no es la meta. Así que en el mismo terminal terrestre de la ciudad, compramos los pasajes hacia Chivay (el pueblo del Colca en donde nos hospedaríamos). Solo hay como dos empresas que van hacia el Colca: Andalucía Señor de los MilagrosEl costo de pasaje: 13 soles / Atención y comodidad: no esperes mucho. es como subir a una combi de Lima / No hay más opciones. 

Como nuestro bus partía en una hora, aprovechamos para almorzar. En el segundo piso del terminal están la mayoría de restaurantes con opciones variadas. Debido a que tengo una pésima experiencia - casi trauma - con el soroche; decidí almorzar algo ligero como un pan con pollo y una taza de manzanilla. ¡Aprovecha este momento para comprar hartas pastillas para el soroche! 

Por fin subimos al bus que nos llevaría a Chivay. Como mencionaba, el bus era antiguo y poco cómodo, y compartíamos espacio con gente de la zona y hartos turistas. #BricherasModeOn
La ruta duró 4 eternas horas (es por eso que insisto que mejor viajen en avión, porque esta ruta sí o sí la hacen por tierra) y por momentos sentía que mi alma era absorbida por los Dementores. Sí, el soroche hizo acto de presencia con dolores de cabeza, mareos y un bajón en mi presión. Después de tomar un Panadol y un Sorojchi Pill (mis Patronums) regresé a la vida. 

Llegamos a la estación de Chivay casi a las 6:00 p.m. (ojo: salimos el día anterior 9:30 p.m. de Lima y recién llegamos a esa hora a nuestro destino... #viajenenavión) y lo único que queríamos hacer al bajar era correr hacia nuestro hotel para darnos un baño y descansar. 

Dato 3: Si no has reservado ni un hotel, puedes dirigirte hacia la plaza de Chivay, en donde encontrarás una gran variedad de hospedajes. La distancia de la estación hacia la plaza es de casi 5 cuadras, las cuales puedes caminarlas (si no llevas mucho equipaje) o tomar una de las moto taxis que están afuera de la estación. Hasta la plaza no debería de cobrarte más de 1 sol x persona. (Y sí. Nunca falta el que nos ve con cara de turista extranjero o limeñito platudo y se dispara con los precios). 





Nosotras ya teníamos reserva en el hotel más lindo del pueblo: el Casa Andina Classic Colca. Un palacio rural para sus visitantes. El hotel está ubicado a pocas cuadras de la plaza de Chivay. Ni bien llegamos fuimos bien recibidas y atendidas inmediatamente. 
A diferencia de otros hoteles del pueblo, Casa Andina tiene la estructura de un pueblo rural. Las habitaciones son pequeñas casitas tipo mini chalets o cabañas. En el interior, los caminos son de piedra y todo está ajardinado. Nuestra habitación twin estaba frente a una pequeña pileta. La habitación por dentro también mantenía ese aire rústico de la zona. Dos camas bien acolchadas, un área para colgar la ropa, caja fuerte, calefacción (super necesaria), televisión con cable, ducha con agua caliente y secadora de pelo, y hartos enchufes para poner a cargar nuestras cámaras, celulares y demás artefactos. Todo lo necesario para mantenernos cómodas durante nuestra estadía. 



Luego de darme una larga ducha y de cambiarme con ropa más abrigadora (el frío durante la noche en Chivay es terrible / lleven calentadores, guantes y bufandas) fui a conocer el resto del hotel - mientras Stephania terminaba de alistarse- como el bar, que tiene una variedad de deliciosos tragos, el comedor que es enorme y el salón en donde hay una chimenea de verdad que calienta hasta los huesos!!! (y en donde la señal de internet tiene mejor recepción).






Decididas a no perder el día completo, fuimos a cenar fuera del hotel. Caminamos hasta la plaza en búsqueda de comida y bebidas. Y fue así como llegamos al Mc Elroy's Irish Pub, un bar de esos que se parecen a los del Centro de Lima, en donde ponen música ochentera y venden pizzas artesanales - la especialidad - entre otros platos y bebidas.  Nosotras, cual muertas de hambre, pedimos la pizza más grande en dos sabores. Esta a diferencia de las tradicionales, son de forma rectangular y ¡de-li-cio-sas! Para acompañar Stephania pidió un Pisco Sour (que estaba recontra potente) y yo, para ponerme en onda, pedí una cerveza Arequipeña. Obvio, en mi ignorancia creí que me darían una botella pequeña, pero resulta que me dieron una de tamaño extra familiar que nunca acabé. 
Costo de pizza: extra grande aprox. 50 soles (hasta para 3 personas) Costo de bebidas: entre 10 y 15 soles. Medio de pago: aceptan Efectivo, Visa y Mastercard.







Ya con la barriga llena y el corazón contento, regresamos a nuestro hotel con el objetivo de arrasar con el bar, pero.... eran más de las 9:00 p.m. y el bartender ya estaba de media noche. Así que el destino quiso que descansáramos temprano para madrugar al día siguiente y emprender nuestra ruta aventurera. 

El poder de tres alarmas jamás logró despertar a las 5:00 a.m. a las chicas más perezosas del mundo mundial. Y fue así como recién a las 6:00 a.m. nos despertamos y cambiamos para... primero, desayunar.


Como era nuestro segundo y ultimo día en el Colca, teníamos cada hora del día programada para una actividad. Lo primero que hicimos al despertar fue volar hacia el comedor del hotel para disfrutar del delicioso desayuno buffet que nos esperaba. La variedad era incalculable, ya que había de todo y para todos los gustos. Desde panes de la zona, quesos, jamones, yogurt, cereales, frutas, jugos, el infaltable café, huevos, etc, etc, etc. Como la ruta al Mirador Cruz del Cóndor (nuestra siguiente parada) era aún en más altura, y yo tenía aún mi trauma con el soroche, no llegué a arrasar con el buffet y fui algo ... moderada.





Luego del delicioso desayuno y ya con las energías recargadas, cogimos mochila y botellas de agua, y nos fuimos hacia la estación de Chivay. Ahí compramos tickets para irnos al Mirador Cruz del Cóndor. El costo del boleto era de 6.00 soles (pero me datearon que más temprano encontraba a 5 soles).  El tipo de movilidad varía dependiendo de dónde compres el ticket. El nuestro, para nuestra suerte, fue una minivan cómoda y bonita. Este, al igual que todos los buses que salen de esta estación rumbo al Mirador, tiene la función de colectivo-micro, ya que va recogiendo gente en el camino. 



La ida fue entretenida, ya que nuestro chofer, super buena onda, nos iba hablando de los pueblos que veíamos en la ruta (cual guía turístico), y así como que íbamos conociendo un poquito más del Colca.
Luego de una y media hora de camino, llegamos al pico más alto de la ruta: el Mirador Cruz del Cóndor, uno de los lugares más visitados por los turistas debido a la hermosa exhibición al natural del "vuelo de los cóndores" (sí, como el cuento de Abraham Valdelomar).



Dato 4: El costo de ingreso al mirador es de 20 soles (si eres peruano) y 60 soles (si eres extranjero). Pero, no tienes que llegar hasta el mirador para poder apreciar a las aves volando.

No tendría que decirlo, pero el costo me parece una exageración. Principalmente si como nosotras, vas en un momento en el que a las aves estas no se les da la gana de hacer acto de presencia. ¡En serio! Vimos como algunos turistas se regresaron apenados de no poder ver ni un solo cóndor volando (luego nos enteramos que era posible que estuvieran anidando y que por eso se mantenían ocultos). Pero como la suerte siempre nos acompaña, mientras tratábamos de hacer un poco de trekking, logramos ver un cóndor cruzando majestuosamente con sus alas desplegadas por el azul cielo del Colca. Un show de pocos minutos que compensó el viaje y el tiempo invertido hasta allá.





Dato 5: Este lugar es buenísimo para hacer trekking, pero, si no estás acostumbrada a llevar una vida deportiva, eres asmática o tu peso no te ayuda; es mejor evitar hacer este deporte. La cuesta empinada, el piso accidentado, el aire purísimo pero cargado; agita de tal manera que luego de unos metros pedirás a gritos que te manden el bus de regreso.

Luego de ver ese corto pero hermoso espectáculo, y de ver algunos animalillos silvestres de la zona, nos quedamos a la espera del bus de retorno. Por lo visto estos tenían horarios, y el ultimo de la mañana pasaba al medio día. Eran las 11:00 de la mañana y tuvimos que esperar 1 hr. mientras escuchábamos a un señor contar la historia de cómo encontraron a Ciro (algo triste y poco agradable).

Al medio día estuvimos de regreso a Chivay rumbo a nuestro destino culinario. El bus de retorno nos costó 5.00 soles y pedimos al cobrador que nos dejará en nuestro restaurante: Wititi. Como la idea era probar todas las delicias de Chivay, el Restaurante Turístico Wititi fue la mejor opción. Está ubicado a 5 minutos de Chivay (en carro, el pasaje te cuesta 1 sol) y a 20 min. a pie. El buffet contaba con una gran variedad de platillos, desde el famoso Rocoto Relleno hasta Ajiaco y Costillitas de... Alpaca? (no estoy segura de qué camelido era la carne). Todo estuvo realmente de-li-cio-so. 
Costo de buffet: 35 soles (comes todo lo que quieras - hasta postre) Totalmente Recomendado. 







Ya de regreso a Chivay, y después de dar un paseo por el mercadito; nos fuimos a nuestro último destino: los baños termales de La Calera. A pesar de que había llovido, el frío no me quitó las ganas de darme un chapuzón de relax.

Dato 6: En minivan desde la plaza, el costo del pasaje es de 1 sol x persona y en moto taxi 4 soles (el precio del retorno es igual).
Los precios de ingreso a La Calera son tres: 5, 10 y 15 soles. Se diferencian en el número y tamaños de piscinas a las que se tiene acceso. Nosotras compramos la de 10 soles, que tenía acceso a la piscina más grande, que está al aire libre; y otra más pequeña, que es bajo techo (o sea cerrada) y más caliente.

Luego de remojarnos por un poco más de una hora, salí totalmente descansada y relajada. Stephania había pedido un Pisco Sour - para variar - mientras se remojaba en la piscina grande, así que salió mucho más relajada que yo.





Como teníamos programado hacer el check out a las 6:00 p.m. tuvimos que volar hacia el mercadillo a buscar regalos. Lo más típico del lugar son los adornitos de cóndores, pero la verdad es que no habían muchos. Encontramos una variedad de quesos de la zona y frente al mercado encontramos una tienda de artesanías en las que vendían muchas cosas lindas.

Dato 7: Si quieres comprar regalitos, mejor visita el mercadito durante la mañana. No solo encontrarás mas puestos abiertos, sino que si quieres llevar queso o carne; encontrarás mayor variedad y todo fresco.
Personalmente recomiendo llevar los quesos orgánicos de la zona. Son pequeños y su costo va de 5 a 7 soles.

Ya de regreso al hotel, volvimos a empacar e hicimos el check out apenadas por no poder quedarnos más días. La atención, la comodidad, el ambiente, todo fue increíble en Casa Andina. Es un hotel que recomiendo totalmente y al que volvería sin pensarlo dos veces.

Para retornar a Lima, teníamos que tomar un bus en la estación de Chivay hacia Arequipa (costo 13 soles) pero finalmente subimos a una de las minivan que se estacionan afuera de la estación (costo 15 soles). Lo bueno de la minivan es que hace el trayecto en menos tiempo que el bus, ya que va de frente y no para en cada pueblo (el camino lo hizo en aprox. 3 hrs), pero lo malo es que para que el auto arranque tiene que llenar todos sus asientos (lo cual puede hacerte perder esa hora de ventaja que tenías).

Luego de dormir incómodamente por 3 hrs, llegamos al terminal terrestre de Arequipa. Eran casi las 10:00 p.m. y casi me da un ataque de nervios.

Dato 8: Nuevamente te recomendaré que...viajes en avión!!! Pero, si eres temeraria y quieres soplarte todo el trip de 16 hrs... ni bien llegues a Arequipa desde Lima...¡compra tu pasaje de retorno! 

Nosotras ingenuamente creíamos que encontraríamos cientos de carros partiendo a Lima..¡pero no! Solo encontramos uno (empresa Flores - no la recomiendo para nada) que salía en ese instante que llegamos y al que tuvimos que subir sí o sí (la otra opción era esperar hasta las 4:00 a.m. del día sgte.) 
Costo de pasaje a Lima (por comprar a última hora): 60 soles / Atención y Comodidad: Pésima / No lo recomiendo. 

Y luego de otras 16 hrs de camino, sin contar la parada a desayunar (una hora más), que el bus se malograra en medio camino (otra hora más) y que paraba en cada estación que podía (varias horas más); por fin llegamos a Lima.

Fuera de la mala experiencia en bus (no recomiendo que viajen en bus hasta el Colca, porque el viaje total hace un mínimo de 20 hrs de camino), la experiencia de estar en Chivay, conocer el pueblo, su gente, la comida, los parajes y el Cañón; fue algo tan reconfortante que me llenó de energías y motivación para seguir haciendo estos cortos viajes de fin de semana. Porque una escapada cada cierto tiempo, no le cae mal a nadie.

¡Vayan al Colca, conozcan más al Perú!

P.s.: Pronto lanzo el video!

You May Also Like

0 comentarios